El Principito.

No se ve bien sino con el corazón, lo esencial es invisible a los ojos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón