Entrada destacada.

Bienvenidos.

Aquí comienzo de nuevo un viaje más profundo que cualquier carretera, que cualquier cielo, que cualquier mar. Un viaje que inicié en una ép...

lunes, 26 de septiembre de 2011

Quererla es mudarse a vivir al infierno, 
caer en sus garras jugarse la piel.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Aunque parezca un macarra, soy todo un sentimental.

Y ante usted cae mi sombrero por tener tanta paciencia, porque sé que mi apariencia no es mejor que mis modales. Pero qué quiere que haga, yo me he criado en las calles. Donde no vale la pena el cuidar cada detalle, y el juzgar por lo que piensan los demás es de cobardes. Por lo menos yo soy claro, tirandito a transparente. Puedo tener mala pinta, pero no soy mala gente.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Prefiero ser mendigo que banquero...


...Si no tengo tus ojos, ¿pa' qué quiero el dinero?

martes, 20 de septiembre de 2011

Jurassic Park

—Dios crea a los dinosaurios. Dios destruye a los dinosaurios. Dios crea al hombre. El hombre destruye a Dios. El hombre crea a los dinosaurios. Los dinosaurios se comen al hombre.
—La mujer hereda la Tierra.

jueves, 15 de septiembre de 2011

La lengua de las mariposas.

-Cuando uno se muere... ¿Se muere o no se muere?
-¿En su casa qué dicen?
-Mi madre dice que los buenos van al cielo y los malos al infierno.
-¿Y su padre?
-Mi padre dice que de haber juicio final los ricos irían con sus abogados, pero a mi madre no le hace gracia.
-¿Y usted qué piensa?
-Yo tengo miedo...
-¿Es usted capaz de guardar un secreto?
-Si.
-Pues en secreto... Ese infierno del mas allá no existe... El odio, la crueldad... eso es el infierno. A veces el infierno somos nosotros mismos.

martes, 6 de septiembre de 2011


Te detienes un momento y les miras. Te detienes en cada uno, en cada una. Te fijas en sus rasgos, en su pelo, en su risa y su sonrisa. En esas miradas cómplices que los une a todos. Juntos charlan y disfrutan, se insultan, incluso cae algún puñetazo. Se conocen, se conocen a fondo. Hay confianza. Cariño. Los sueños vuelan y los planes se multiplican. Y mirándoles me paro a pensar en todos aquellos sueños, todos aquellos planes que ya hemos realizado. En todo el tiempo que hemos compartido. Las peleas, las historias, las risas y las borracheras. Los problemas, las alegrías. Las bienvenidas y las despedidas. Las madrugadas y las noches hasta las tantas. Los inviernos, las primaveras,  los otoños, y por encima de todo los veranos. Las vacaciones y las épocas de exámenes. Todas las horas, minutos y segundos que nadie se pueda imaginar. Mirándoles me doy cuenta de la suerte que tengo, de lo orgullosa que me siento. Orgullosa por no poder contar con los dedos de la mano a mis amigos porque no me alcanzarían. Orgullosa de que yo sí puedo presumir de la sinceridad de esa palabra. Orgullosa de poder quereros como os quiero.

domingo, 4 de septiembre de 2011