Entrada destacada.

Bienvenidos.

Aquí comienzo de nuevo un viaje más profundo que cualquier carretera, que cualquier cielo, que cualquier mar. Un viaje que inicié en una ép...

lunes, 31 de enero de 2011

Proyectos de futuro.

-Ayer... -comencé. Ella también salió de la habitación y se me quedó mirando, expectante-. Ha vuelto. Me llamó para avisarme de su visita... Pero no pude, Grace, te juro que no pude hacerlo...
Levanté la vista para enfrentarme a su mirada. Estaba tan empañada como la mía.
-Tengo miedo de que vuelva -balbuceé.
Me abrazó y nos quedamos así durante mucho tiempo, llorando juntas, intentando ser fuertes contra el mundo que intentaba aplastarnos. Echándole un pulso al tiempo, a los recuerdos.

Las manos quietas tiernamente en la mejilla...

Voy a embriagarme con tu piel y con tu cara, ni marranás ni revolcones a la brava, ni besos con lengua ni noches de alcohol, ni abrirse de piernas en cada rincón. Partirse en canal, poner corazón para dos.
Y cuentan que un verano voló y se dejó el corazón debajo de la cama, que le dijo que no volvería, que no la esperara.

viernes, 28 de enero de 2011


Aquí sigo yo volviéndome loco, haciéndome a la idea de perderte poco a poco...
Haciendo lo imposible pa' no perderte por momentos...

jueves, 27 de enero de 2011

Scream.

Y es en momentos como este en los que me gustaría correr a mi cuarto, abrir la ventana de par en par y gritar. Gritar como no lo he hecho nunca. Sacar toda esa rabia que guarda mi corazón. Gritar. Gritar con los ojos, con las orejas, que incluso mis manos revelen ese grito atronador. Donde lo echo todo, de donde no queda nada. Y quiero que, por un tonto juego del destino, seas tú quien pase bajo mi ventana y te asustes ante esa ola de sentimientos reprimidos. De palabras nunca dichas. Pensamientos pasajeros que se escondieron, amenazados por el señor Miedo. Quiero que te dejes arrastrar por la ola, que te dejes llevar por la marea de lo que siento. Grita. Grita fuerte conmigo. Deja que nuestro grito nos haga uno por tan solo unos segundos. Solo necesito eso, amor, que seas yo. Que me dejes ser tú.

Never.

- No sé adónde vas, y seguro que es mejor así, pero no te olvides de que mañana a las ocho...
+ Papá.
- ¿Si?
+ ¿Crees que algún día se deja de sufrir por amor?
- Si tienes suerte, ¡nunca!

El 27 de enero de hace algún tiempo...

27 de enero, cumpliendo un año que pocos han seguido, por no decir ninguno. Algunos habeis seguido este blog a medias, y puede que alguien se haya interesado de verdad y lo haya seguido, poniéndose al día desde el principio, a esa gente y a la demás quiero darle las gracias. Gracias por leer, por no olvidar esa magia que reside más allá de una televisión, o una consola, gracias por hacer que este mundo sea un poquito mejor, gracias a esa gente que se animó y se unió a mi, que creó su pequeño espacio y nos dejó a los demás disfrutar con él. Gracias por escribir, por dejarme hacerlo a mi, por los comentarios de apoyo, por los consejos y felicitaciones. Gracias a las personas que me dejaron descubrir este mundillo del que no salgo ni aunque la fiebre me llegue a 40. Gracias por las visitas. Gracias a todos, por todo. Aquí dejo mi primera entrada y millones de recuerdos.

Tú buscabas a alguien, yo pensaba que se trataba de una mujer, pero era tu amigo de infancia. Él y su familia habían logrado pasar al otro lado del Muro diez años antes, y desde entonces no habías vuelto a verlo. Pero ¿cómo encontrar a un amigo entre miles de personas que se abrazan, cantan, beben y bailan por las calles? Entonces dijiste que el mundo era grande, y la amistad, inmensa. En medio de esa multitud gigantesca, un rostro se volvió hacia nosotros. Vi cruzarse vuestras miradas, un hombre de tu edad te observaba fijamente. Casi sentí celos. Entonces Knapp dijo tu nombre: "¿Tomas?"
Vuestras siluetas se veían hermosas sobre las calles adoquinadas de Berlín Occidental. Abrazaste a tu amigo. La alegría reflejada en vuestros rostros era sublime. Antoine lloraba, y Mathias lo consolaba. Si hubieran estado tanto tiempo separados, su felicidad al reencontrarse habría sido la misma, le juraba. Tú apoyaste la cabeza en el hombro de tu mejor amigo. Viste entonces que yo te estaba mirando, la levantaste enseguida y me repetiste: "El mundo es grande, pero la amistad es inmensa", y ya no hubo manera de consolar a Antoine.

lunes, 24 de enero de 2011

La alegría que se lleva el miedo, los buenos ratos, el sol de enero... ver contigo cada amanecer.

sábado, 22 de enero de 2011

-¡Tienes mi desprecio sentimental, joder! -le grita Alessandro cuando ya se ha ido. Y ni siquiera sabe lo que quiere decir esa frase. Desprecio sentimental. Bah. Lo decía tan sólo para herirla, por decir algo, por causar efecto, por buscar un significado donde no hay significado. Nada.
Otra curva. Este coche va de maravilla, nada que objetar. Alessandro pone un CD. Sube la música. No hay nada que se pueda hacer, cuando algo nos falta, debemos llenar ese vacío. Aunque cuando es el amor lo que nos falta, no hay nada que lo llene de verdad.

A month.

-¿Cuánto tiempo has dicho que tenéis para ese proyecto?
-Un mes.
-Incluso demasiado.
-A mí no me lo parece.
-Pues sí, porque mira, las mejores soluciones las encuentras al vuelo. Están ahí, en el aire, listas para nosotros. Basta con atraparlas. Depende siempre del momento que estemos viviendo, claro, pero pensar demasiado en una cosa puede estropearla.
-¿Eso también es de William Hazlitt?
-No, modestamente, eso es mío.

Guilty


Yo no te culpo a ti de que la vida nos marque dos caminos tan opuestos. No me culpes a mí de las heridas que mis labios dejaron en tu cuerpo.
Joaquín Sabina

jueves, 20 de enero de 2011

Freedom.


...Mi tierra se llama miseria,
y no conozco la palabra libertad...

Universos y almas sin dueño...

Mientras recorría túneles y túneles de libros en la penumbra, no pude evitar que me embargase una sensación de tristeza y desaliento. No podía evitar pensar que si yo, por pura casualidad, había descubierto todo un universo en un solo libro desconocido entre la infinidad de aquella necrópolis, decenas de miles más quedarían inexplorados, olvidados para siempre. Me sentí rodeado de millones de páginas abandonadas, de universos y almas sin dueño, que se hundían en un océano de oscuridad mientras el mundo que palpitaba fuera de aquellos muros perdía la memoria sin darse cuenta día tras día, sintiéndose más sabio cuanto más olvidaba.

miércoles, 19 de enero de 2011


No soy más que lo que en su día viste.
Mi sonrisa gris, mis ojitos tristes...

martes, 18 de enero de 2011

There's poetry.


Mientras se sienta que se ríe el alma,
sin que los labios rían;
mientras se llore, sin que el llanto acuda
a nublar la pupila;
mientras el corazón y la cabeza
batallando prosigan,
mientras haya esperanzas y recuerdos,
¡Habrá poesía!

Mientras haya unos ojos que reflejen
los ojos que los miran,
mientras responda el labio suspirando 
al labio que suspira,
mientras sentirse puedan en un beso
dos almas confundidas,
mientras exista una mujer hermosa,
¡Habrá poesía!
Gustavo Adolfo Bécquer.

Everybody.

Para los gordos. Para los flacos. Para los altos. Para los bajos. Para los que ríen. Para los optimistas. Para los pesimistas. Para los que juegan. Para las familias. Para los reyes. Para los magos. Para los responsables. Para los comprometidos. Para los náufragos. Para los de allá. Para los que trabajan. Para los de acá. Para los románticos. Para los que te quieren. Para los que no te quieren. Para los que te quieren mucho. Para los que te quieren poco. Para los bronceados. Para los nudistas. Para los supersticiosos. Para los originales. Para los calculadores. Para los pelados. Para los que leen. Para los que escriben. Para los astronautas. Para los payasos. Para los que viven solos. Para los que viven juntos. Para los que besan. Para los primeros. Para los últimos. Para los hombres. Para los precavidos. Para ella. Para los músicos. Para los transparentes. Para los que disfrutan. Para los fuertes. Para los que se superan. Para los que participan. Para los que viven. Para los que suman. Para los que no se callan. Para nosotros.
Para todos.

Y mucho.

-Ahora... ahora ya lo entiendo todo, ahora ya lo puedo entender todo.
-¿Qué es lo que entiendes?
-Mi vida. Mi vida antes de conocerte a ti. Antes de conocerte siempre lloraba, ¿entiendes? Me pasaba días y días y días llorando, era desesperante. Todo un mar de lágrimas. Todos los días. Yo atribuía... atribuía mi pena a que una persona importante para mi en aquel entonces me había dejado, pero ahora sé que no es posible. Había pasado mucho tiempo, no podía seguir llorando por aquella persona, ya no me importaba nada. Entonces llegaste tú, y lo entendí todo.
-¿Yo? Pero si yo no he hecho nada.
-¡Si! Me recordaste por lo que lloraba ¡Lloraba por ti! Te echaba de menos. Te quiero tanto que... que... que yo ya te quería antes de conocerte. Yo ya te echaba de menos antes de conocerte...

Y qué importa si no es sano...

-¡V! Tenemos que detener esta hemorragia...
-No... por favor, no... Estoy acabado, y me alegro...
-No digas eso.
-He dicho sólo la verdad. He pasado veinte años esperando este día, era lo único que me importaba... hasta que te vi. Entonces todo cambió... Me enamoré de ti, Eve, como no creí que jamás podría hacerlo.
-V no quiero que mueras.
-Es lo más bello que podrías haberme regalado.

lunes, 17 de enero de 2011

V for Vendetta


Nadie olvidará jamás esta noche y lo que significó para este país. Pero yo jamás olvidaré al hombre, y lo que significó para mí.

Ridiculous.

Vi en tus ojos que de verdad creías que ya no te quería. La idea más absurda, más ridícula... Como si hubiera alguna manera de que yo pudiera existir sin necesitarte.

domingo, 16 de enero de 2011

The king.

Nadie que me diga lo que debo hacer.
Nadie que me diga como debo ser.
Libre para hacer mi ley.
Libre para ser el rey!

sábado, 15 de enero de 2011

Sonríe y se me para el corazón.

This ain't a song for the broken-hearted,
no silent prayer for the faith-departed.
I ain't gonna be just a face in the crowd,
you're gonna hear my voice
When I shout it out loud.


Hate.

Me alejé hacia las Ramblas. Me detuve en el umbral de la plaza y volví la vista hacia el piso de los Barceló. Las ventanas permanecían oscuras, llorando de lluvia. Quise odiar a Clara, pero fui incapaz. Odiar de veras es un talento que se aprende con los años.

Policy.


La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnostico falso y aplicar después los remedios equivocados.

A minute.

Sigue llenando este minuto
de razones para respirar.
No me complazcas, no te niegues,
no hables por hablar. 

Mario Benedetti.

Amor se llama el juego.


El amor que les profeso a mis libros, en la mayoría de los casos, apenas tiene nada que envidiarle al que le profeso a muchas de las personas de las cuales me rodeo.

Mis pequeñines de papel y cartón.

miércoles, 12 de enero de 2011

He

Esas cosas que son sólo suyas...


Te quiero MUCHO!!!!!

Books.

Pocas cosas marcan tanto a un lector como el primer libro que realmente se abre camino hasta su corazón. Aquellas primeras imágenes, el eco de esas palabras que creemos haber dejado atrás, nos acompañan toda la vida y esculpen un palacio en nuestra memoria al que, tarde o temprano -no importa cuántos libros leamos, cuántos mundos descubramos, cuánto aprendamos u olvidemos-, vamos a regresar.

Far away

Irene miró a Ismael y advirtió que él la contemplaba a su vez. Por un instante, sus ojos se perdieron en los de ella e Irene sintió que el muchacho le apretaba suavemente la mano.
El mundo nunca había estado tan lejos.

Tears.

Al oír las palabras del fabricante de juguetes, Irene comprendió que ya nunca podría volver a ver aquel universo de imaginación desbordante que poblaba Cravenmoore como una espectacular e impactante pirueta del genio que lo había creado. Para ella, que había aprendido a reconocer en carne propia el vacío de la pérdida, Cravenmoore no era más que el oscuro reflejo del laberinto de soledad en el que Lazarus Jann había vivido en los últimos veinte años. Cada habitante de aquel mundo maravilloso, cada creación, constituía simplemente una lágrima derramada en silencio.

lunes, 10 de enero de 2011

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

 El tranvía ascendía casi a ritmo de paseo, acariciando la sombra de la arboleda y oteando sobre los muros y jardines de mansiones con alma de castillo que yo imaginaba pobladas de estatuas, fuentes, caballerizas y capillas secretas. Me asomé a un lado de la plataforma y distinguí la silueta de la torre de "El Frare Blanc" recortándose entre los árboles. Al acercarse a la esquina de Román Macaya, el tranvía disminuyó la marcha hasta detenerse casi por completo. El conductor hizo sonar su campanilla y el revisor me lanzó una mirada de censura.
-Venga, listillo. Aligere, que el número treinta y dos lo tiene ahí.


Me apeé y escuché el traqueteo del tranvía azul perderse en la bruma. La residencia de la familia Aldaya quedaba al cruzar la calle. Un portón de hierro forjado tramado de yedra y hojarasca la custodiaba. Recortada entre los barrotes se adivinaba una portezuela cerrada a cal y canto. Sobre las verjas, anudado en serpientes de hierro negro, se leía el número 32. Traté de atisbar el interior de la propiedad desde allí, pero apenas se adivinaban las aristas y los arcos de un torreón oscuro. Un rastro de herrumbre sangraba desde el orificio de la cerradura de la portezuela. Me arrodillé y traté de ganar una visión del patio desde allí. Apenas se vislumbraba una madeja de hierbas salvajes y el contorno de lo que me pareció una fuente o un estanque de la que emergía una mano extendida, señalando al cielo. Tardé unos instantes en comprender que se trataba de una mano de piedra, y que había otros miembros y siluetas que no acertaba a distinguir sumergidos en la fuente. Más allá, entre los velos de la maleza, se adivinaba una escalinata de mármol quebrada y cubierta de escombros y hojarasca. La fortuna y gloria de los Aldaya habían cambiado de dirección hacía mucho tiempo. Aquel lugar era una tumba.

Don't be late.

-¿Cree usted que Carax sigue ahí, en algún lugar de la ciudad?
-Pregúnteme otra cosa.
-¿Tiene los anillos?
Fermín sonrió.
-Ande, vamos. Que a usted y a mí nos esperan, Daniel. Nos espera la vida.

Because...

Me gusta pensar que la vida nos arrebata a los amigos de la infancia porque sí, pero no siempre me lo creo.

Myself.


Dicen que soy un libro sin argumento;
que no sé si vengo o voy, que me pierdo entre mis sueños.
Dicen que soy una foto en blanco y negro;
que tengo que dormir más, que me puede mi mal genio.
Dicen que soy una chica normal,
con pequeñas manías que hacen desesperar.

lunes, 3 de enero de 2011


Te garantizo que si volviera a nacer seguramente volvería a recaer en to' los vicios que algún día conocí, en to' las noches que pasé pensando en ti...

El cementerio de los libros olvidados.



Las calles aún languidecían entre neblinas y serenos cuando salimos al portal. Las farolas de las Ramblas dibujaban una avenida de vapor, parpadeando al tiempo que la ciudad se desperezaba y se desprendía de su disfraz de acuarela. Al llegar a la calle Arco del Teatro nos aventuramos camino del Raval bajo la arcada que prometía una bóveda de bruma azul. Seguí a mi padre a través de aquel camino angosto, más cicatriz que calle, hasta que el reluz de la Rambla se perdió a nuestras espaldas. La claridad del amanecer se filtraba desde balcones y comisas en soplos de luz sesgada que no llegaban a rozar el suelo. Finalmente, mi padre se detuvo frente a un portón de madera labrada ennegrecido por el tiempo y la humedad. Frente a nosotros se alzaba lo que me pareció el cadáver abandonado de un palacio, o un museo de ecos y sombras.


www.elcementeriodeloslibrosolvidados.com


Este lugar es un misterio, Daniel, un santuario. Cada libro, cada tomo que ves, tiene alma. El alma de quien lo escribió, y el alma de quienes lo leyeron y vivieron y soñaron con él. Cada vez que un libro cambia de manos, cada vez que alguien desliza la mirada por sus páginas, su espíritu crece y se hace fuerte. Hace ya muchos años, cuando mi padre me trajo por primera vez aquí, este lugar ya era viejo. Quizá tan viejo como la misma ciudad...

domingo, 2 de enero de 2011