Guilty


Yo no te culpo a ti de que la vida nos marque dos caminos tan opuestos. No me culpes a mí de las heridas que mis labios dejaron en tu cuerpo.
Joaquín Sabina

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón