Dad

Y después de que me lo tengan que recordar, como todo, me toca decir...


Felicidades atrasadas, papá.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón