Grande Joaquín.

Y por las calles vaga solo el corazón sin un mal beso que llevarse a la boca. Y sopla el viento frío de la humillación envileciendo cada cuerpo que toca. Y yo me muero de ganas de decirte que me muero de ganas de decirte que te quiero. Y que no quiero que venga el destino a vengarse de mí, y que prefiero la guerra contigo al invierno sin ti.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón