Podría haber hecho las cosas de otro modo, de manera diferente, quizá así no te hubieras ido. Se suicidó mi instinto de supervivencia y, ¿qué cojones? ¡Qué te den! Estoy mucho mejor sin ti.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón