No, no es una historia de amor, pero tiene que ver con el amor y con el poder que éste tiene. El poder de curar o de destruir. Trata de aquellos que caen en él, y el precio que pagan. Y de los que huyen del amor, porque tienen miedo o porque no se creen dignos de él. Ella huyó. Él se rindió.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón