Yo no caí del cielo.


Aléjate de mi, amor, yo sé que aún estás a tiempo. No soy quien en verdad parezco y, perdón, no soy quien crees, yo no caí del cielo. Si aún no me lo crees, amor, y quieres tú correr el riesgo verás que soy realmente bueno en engañar y hacer sufrir a quien más quiero.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón