Always

-No sé cómo ni por qué ha ocurrido, pero creo que estaba escrito que yo debía venir aqui -dijo él-. Para conocerte. Durante años he echado de menos algo en mi vida, pero no sabia qué era. Y ahora lo sé.
Ella cerró los ojos.
-Yo tambien -susurró.
Él le besó el pelo y luego apoyó la mejilla en su cabeza.
-¿Me echarás de menos?
Adriienne se obligó a sonreír.
-Cada instante de mi vida.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón