Entrada destacada.

Bienvenidos.

Aquí comienzo de nuevo un viaje más profundo que cualquier carretera, que cualquier cielo, que cualquier mar. Un viaje que inicié en una ép...

martes, 23 de noviembre de 2010

¿Capaz?

-¡Qué vestido más feo!
-Qué novio más feo.
-Pues yo si me caso algún día...
-Le dirás que no al cura, ¿capaz o incapaz?
-Capaz, claro.
-¿Qué quieres ser de mayor?
-Tirano.
-¡Oh, tirano! ¿Con todo un pueblo sometido?
-Pues claro. Con un arém, muchos esclavos y torturas los jueves por la mañana.
-Mola.
-¿Y tú?
-Pues... yo... Es una idiotez.
-¡Vamos, dilo!
-No, no te va a gustar.
-Yo te lo he dicho, cuenta.
-Quisiera ser un flan.Un flan de albaricoque. O uno normal.
-¿Un flan? ¿Un postre?
-¡Pues claro! ¿Qué otra cosa va a ser? No hay cuarenta mil cosas que se llamen flan.
-¿Un flan? Flan... ¡Claro que sí! Un flan ¡Pues claro! ¡Eso sí que mola!
-A ver... ¿capaz o incapaz?
-Puff... capaz.
-Vaya...
-¿Cómo que vaya?
-¿Por eso cobran más los hombres que las mujeres?
-Las buenas herramientas para los buenos obreros. ¡Ahora tú! Enséñame tu rajita.
-No puedes hacer eso, yo puse ese reto ¡No vale copiarme!
-Capaz, o incapaz.
-Capaz.


.
.
.
.



-No, no digas nada, yo hablaré. ¿Me has hechado de menos? Porque yo a ti mucho. Eres un verdadero tirano, ¿sabes? Me cuesta estar enfadada contigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario