Entrada destacada.

Bienvenidos.

Aquí comienzo de nuevo un viaje más profundo que cualquier carretera, que cualquier cielo, que cualquier mar. Un viaje que inicié en una ép...

miércoles, 3 de noviembre de 2010

Be happy

Que abrazan las brasas sin nadie que vea que el día está herido y la noche cojea y jalea, que les duele vernos recoger la alegría en puñados de a diez. Y con ella saciar el puchero, que el ruido de tripas es un sonajero, y en cueros, se adormece como un churrumbel. El amor verdadero, que no le hace falta deshojar claveles, ni billetes gordos, ni lucir laureles ¡Qué vuelen! Que nos dejen en paz recoger la alegría en puñados de a diez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario