A veces nos creemos que las personas son cómo décimos de lotería. Que están ahí para hacer realidad nuestras ilusiones absurdas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón