Untimely

Me dices que me parezco a los caracoles, me sobra techo, me muero en soles tras la espesura del chaparrón. Será que el camino bueno se ha vuelto malo, o que no quiero pegar ni un palo, que solo quiero escuchar tu voz. Que siempre llego a la deshora que me marca el corazón. Y que, cuando estamos a solas, molesta el caparazón.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón