Dime que yo.

-Qué te crees, ¿que no se te nota el miedo? ¿El pánico que te da cuando llegues a casa, cierres la puerta y veas que estás sola? Porque te vas a quedar sola. Quédate conmigo. Soy lo que soy, pero haré cualquier cosa por ti esta noche.
-Dime que te parezco hermosa.
-Dime que vas a ser mía.
-Dime que me quieres.
-Dime que no me vas a abandonar nunca.
-Dime que no vas a dejar que te abandone.
-Dime que nunca jamás habrá otro hombre.
-Dime que no vas a pedirme nada que no quiera darte.
-Dime que no vas a hacer preguntas.
-Dime que nunca conociste a nadie como yo.
-Dime que todos estos años no hiciste otra cosa que esperarme.
-Dime que no tienes un pasado.
-Dime que eres virgen.
-Dime que vas a ser mi esclavo.
-Dime que me vas a entregar tu alma a cambio de nada.
-Dime lo que quiero escuchar o muérete.
-Quiéreme...

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón