Bien viaje.



+Desde que llegué aquí por perseguir al conejo blanco me han dicho qué debo hacer y quién debo ser. Me han encogido, estirado, arañado y metido en una tetera. Se me ha acusado de ser Alicia y de no ser Alicia, pero este es mi sueño, y yo decido cómo sigue.

-Si te desvías del camino...
+Yo marco el camino ahora.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Avenida del Tibidabo, 32, Barcelona.

El laberinto de los espíritus - Carlos Ruíz Zafón